Hasta el 11 de noviembre / Biblioteca Miguel Hernández. Collado Villalba.

Esta muestra fotográfica deja al descubierto e identifica la huella que dejó la presencia de los actores de cine de Hollywood en Madrid y su región en los años 50 y 60, momento en el que la ciudad se convirtió en un polo de atracción como localización de rodajes gracias al imán que supusieron los Estudios Bronston.

En los años 50 comenzaron a llegar a Madrid los rodajes de las primeras grandes superproducciones de Hollywood en España, “Alejandro El Grande” (1956) de Robert Rossen y “Orgullo y Pasión” (1957) de Stanley Kramer. Madrid se convierte en un destino atractivo gracias a la variedad de escenarios y paisajes naturales; los bajos costes técnicos y humanos (extras); las facilidades para obtener licencias de rodaje y la vida social en la capital, que ejercía de gran atractivo para los actores y agentes. Ava Gardner instalada en Madrid desde 1953 hasta 1967, se convierte en la protagonista indiscutible de esta nueva manera de hacer cine.

A finales de los años 50, Samuel Bronston se afincó en Madrid como productor con el objetivo de producir todas sus películas en España. Así surge Samuel Bronston Productions, el Imperio Bronston. A su enorme presupuesto, se le une la ventaja para poder rodar en castillos, palacios o monumentos históricos.

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+info

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!